Probando el Visual Studio 2012 Release Candidate

Visual Studio 2012

En estos días salió disponible al público adicto al desarrollo en la plataforma .NET la nueva version del Visual Studio 2012, la cual se puede descargar desde aquí. Esta versión ya no está marcada como Beta, sino como Release Candidate; lo cual significa que los próximos releases no tendrán tantos cambios notables como veremos entre esta versión y la anterior Visual Studio 2011 (o quizás me equivoque).

Lo que me gusto…

Cuando estaba en el colegio, para graduarme tenía que presentar una tesis de grado de tópico científico sobre un tema que me apacionara. Ya desde jóven me atraía la computación/informática, así que con mi amigo Juan Carlos Araujo (@JC_Araujo_S) nos dispusimos a crear una aplicación en Visual Basic 6.0 (que estaba recién salido del horno) para crear un sistema que facilitara a los profesores realizar sus actividades del día a día. Una de las características del sistema que diseñamos era emplear un código de colores que a través de su caracter cognitivo permitirera identificar rápidamente en que estado se encontraba el usuario dentro de la aplicación.

Con Visual Studio 2012 vemos justamente ese enfoque de emplear colores para que se pueda identificar rápidamente (casi subconcientemente) en que estado nos encontramos.

En el mismo tono, me encantó que la gente de Microsoft escuchara a la comunidad de desarrolladores, ya que la versión Beta de 2011 era demasiado opaca, plana, de poco contraste y demasiado monocroma. Con la versión 2012 vemos que la iconografía tiene mejor contraste y mayor colorido, sin romper en mi opinión con la filosofía de METRO UI.

El debugger está muy mejorado, sobre todo para trabajar con JavaScript; cosa que asumo es un esfuerzo por parte de Microsoft de ofrecer un IDE para el desarrollo de METRO Apps que son muy basadas en HTML5 y JavaScript. La ventana de “Callstack” para depurar aplicaciones web está muy mejorada, lo cual se agradece.

Otra cosa que me gusta es que la ventana de “Solution Explorer” ahora ofrece más información sobre las características de los archivos y clases, como sus métodos, propiedades y atributos. Sin embargo creo que necesita trabajarse un poco más antes de la versión final.

Lo que no me gusto…

Una de las cosas que me han chocado es la UX. Como desarrollador, trato de maximizar lo más posible el espacio disponible para el código fuente, lo que significa que la mayoría de las ventanas como el “Toolbox”, “Output”, el “Team Explorer” o el “Solution Explorer” las tengo escondidas (que en VS2010 por ejemplo se ven como pestañas) pero disponibles siempre que pase el mouse por encima. Con esta versión, estas ventanas no se ven como pestañas sino como botones planos, y siempre que quiera ver alguna tengo que hacer click sobre estos; lo que significa que tengo que hacer “más” clicks para ser “productivo”.

Estéticamente me sigue pareciendo muy plano. Está mejor que la versión 2011, sin embargo sigue siendo demasiado homogeneo y siento que eso hace que sea confuso o relentizante encontrar la opción funcional que se busca.

Haz click para ver la imagen más grande.

Otra cosa que me chocó es que los menús están en mayúsculas. Aunque es un enfoque que busca acercar más la UI a la filosofía de METRO UI, creo que no es la mejor desición.

Finalizando…

Esta es una versión de Visual Studio que no podemos perdernos. Una versión histórica que nos mostrará que tan lejos puede llegar un IDE dentro de un nuevo mundo Post-PC, para desarrollar aplicaciones móviles y de tablets bajo los nuevos paradigmas táctiles.

Sin embargo creo que la UI y la UX siguen necesitando una mano más de pintura, un poco más de arte y menos de futurism y color plano.

Mi mejor recomendación, es instalarlo en un Windows 8, que casualmente también tiene una nueva versión de pruebas disponible para descargar aquí, y desde el cual he escrito esta publicación.

Finalmente, la gente de Microsoft nos ha dejado una entrada en sus blogs con un completo listado y descripción de los cambios que encontraremos en esta nueva versión.